El proyecto

 

Por: Liliana Zaragoza Cano

 

Mirada sostenida

 

Resistir es sostener la mirada

Sostener la mirada es abrazar la memoria

tocar sin miedo

y reescribir sobre las cicatrices

capas de piel adentro

 

Rehabitar las pieles que somos

 

Intervenir la propia existencia

para resignificar

las miradas que nos habitan.

 

 

La mirada no baja y la palabra no se agota

Tras once años de la represión en San Salvador Atenco y Texcoco, de las 27 mujeres sobrevivientes de tortura sexual, 11 mantienen una denuncia internacional contra el Estado mexicano ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Mirada sostenida es un proyecto artístico transmedial que plantea un acercamiento a la resignificación individual y colectiva de la propia memoria. Cada una de las 10 mujeres denunciantes eligió un lugar que durante el proceso de estos años le ha sido significativo y que volver a él simbolizara una reconciliación con su propia historia.

 

Mujeres que ponen el pecho

Las mujeres que participaron en este proyecto tenían entre 26 y 54 años al momento de conocernos en 2010. Todas estaban en Atenco y Texcoco cuando se ordenó la represión en mayo del 2006. Su nacionalidad, su suelo, su ocupación, su voz y sus sueños son distintos. Sólo algunas eran activistas. No todas se conocen. Ninguna es de Atenco. Algunas son de Texcoco. No todas participaron en la manifestación. Lo que las une y mantiene organizadas es el deseo de transformar algo desde sí mismas; reconstruir un proceso de sanación y justicia, garantizar que la historia no se repita y, principalmente, romper el silencio y pronunciar su palabra con la fuerza suficiente para hacer cimbrar a este país.

 

La memoria se reescribe juntas

Había que pararse frente a la guerra poniendo el pecho, metiendo el cuerpo y sosteniendo la mirada. Yo no quería tratar la tortura sexual en sí misma sino visibilizar cómo estas mujeres, desde la soberanía de su cuerpo, su palabra y sus resistencias, han apostado por las que son, por las que fueron y por las que quieren seguir siendo desde el coraje que se han ido transformando en fuerza. Cada una de ellas eligió cómo mirarse mirada, así que la forma más auténtica que encontré para acercarme fue tocar y dejarme tocar.

Mirada sostenida mantiene la palabra y la mirada cómplice porque mientras se nombra, existe, y si se pronuncia, dinamiza nuestra memoria y las posibilidades de intervenirla y reescribirla, juntas.

 

miradasostenida.net

En el contexto de elección presidencial de México en 2012, la manipulación de los medios de comunicación y la violencia sistemática por parte del narcoestado nos desbordó. Mirada sostenida apostó por convertirse en un proyecto artístico transmedial como estrategia para viralizar la palabra clara y sostener en complicidad la mirada, luego de 2 años de trabajo de investigación, entrevistas y acompañamientos fotográficos.

El proyecto es autogestivo, está vivo y se mantiene en construcción colaborativa gracias a la complicidad de personas, colectivos y cooperativas que han acompañado a Mirada sostenida durante casi 6 años tanto en el proceso y los encuentros, como en el diseño web, los gráficos descargables y la difusión, así como con el hospedaje digital en servidores seguros, obras basadas y/o derivadas, y la traducción (aún por revisar, muy pronto por publicar) al inglés, alemán e italiano. Aquí pueden asomarse a algunas de las colaboraciones que hemos hecho o que nos han enviado a lo largo de estos años.

 

Autogestión, colaboraciones y licencias libres

Este proyecto lo comencé a trabajar desde julio de 2010. En el 2012 publiqué el sitio web y desde entonces camina de manera autogestiva y colaborativa bajo licencias libres. Desde el inicio, Mirada sostenida se suma y acompaña a la denuncia social permanente del Caso Mujeres Atenco sin ser una campaña social. Se trata de un trabajo original y no fue comisionado o producido por encargo. No cuenta con financiamiento, becas o patrocinios a cargo de organizaciones o instituciones. El proyecto no se encuentra ligado a partidos políticos, campañas electorales o publicitarias, ni a movimientos partidistas. El trabajo artístico y periodístico que se encuentra en este sitio web no puede ser empleado para ninguno de estos fines. Mirada sostenida es un proyecto con Licencia Creative Commons. Les agradezco que tanto para publicaciones periodísticas como para notas de difusión, se atribuya y dé crédito tanto al proyecto como al sitio web del mismo y a su autora. Las fotografías, los textos y cada uno de los contenidos e información aquí publicados no están a la venta ni pueden ser empleados con fines comerciales. Si tienen interés en compartirlo o colaborar con alguna de sus transformaciones o traducciones, no duden en comunicarse. (;